Simbología y rigor histórico en la semana santa.

Simbología y rigor histórico en la semana santa.

Las vicisitudes de ser crucificado.

La crucifixión fue un castigo aplicado por los romanos entre el año 107 a.n.e. y el 337, cuando fue prohibido por Constantino. No lo inventaron ellos, se lo copiaron a los cartagineses. Aunque si lo perfeccionaron con la introducción del flagelo previo. Un crucificado podía tardar hasta 4 días en morir, flagelándolo antes se producían múltiples heridas y un estado de debilidad que acortaba notablemente este periodo. Aun así, olvidaos del cine gore de Mel Gibson: Estaba prohibido azotar a alguien más de 39 veces. Eso sí, el látigo estaba «equipado» con bolitas de hierro o huesos de cabra afilados, para producir más dolor y llevarse consigo jirones de piel en cada golpe.

Tres eran las circunstancias por la que alguien podía ser condenado a este castigo: ser esclavo y cometer cualquier falta; la piratería; y la sedición contra Roma.

¿Cómo y por qué crucificaban realmente los romanos? Aplicando rigor histórico a ciertas creencias religiosas. Clic para tuitear

En contra de la creencia popular, los ajusticiados no cargaban con la cruz. Tan solo portaban el madero superior. El vertical estaba fijado al suelo en el lugar habitual de crucifixión. Los reos podían ser atados o clavados. La segunda y más salvaje de las practicas se fue imponiendo, debido a que se consideraba que los clavos que habían sido usados con un crucificado daban buena suerte. Otro error muy común es pensar que se clavaba a través de las palmas de las manos. Se hacía en las muñecas, haciendo que el metal entrase entre el cúbito y el radio. Hacerlo en las palmas hubiese provocado el desgarro de la piel y la caída del crucificado. Incluso los evangelistas usan el término «xeip» que significa brazo. De haber sido en la mano hubiesen usado «xeip akpnv». Esto además nos revela que todos los místicos que han asegurado a lo largo de la historia sufrir las llagas de Cristo —los estigmas—, tenían que haberse documentado mejor antes de intentar ser el centro de atención…

¿Se podía sobrevivir a la cruz?
Sorprendentemente: Sí.

Existen al menos tres testimonios de crucificados que salieron con vida del martirio.

El primero de ellos lo ofrece Flavio Josefo cuando relata la crucifixión de los seguidores de Espartaco entre Capua y Roma. (Entre los que NO estaba el propio Espartaco, esto es una dramatización de Kubrick. Jamás se encontró al líder rebelde ni vivo ni muerto). Josefo nos cuenta que, tras el castigo, «se debió apostar una fuerte vigilancia para evitar rescates y fugas».

Otro testimonio lo ofrece Tito Livio y está relacionado con la derrota de Marco Antonio Crético (padre del Marco Antonio que años después sería amante de Cleopatra), a manos de los piratas. Parece que Crético crucificó a unos 30 hombres y el resto de la flota pirata acudió a rescatarlos a tiempo. Dicho rescate propició una rebelión generalizada que acabó con la vida del propio Crético.

La tercera historia, anónima, relata el castigo de un esclavo por una falta que se demostró a tiempo que no había cometido. Fue desclavado, curado y su amo le manumitió por el error.

Pero si hay un crucificado famoso, ese es Jesús de Nazaret.

¿Cuándo sufrió este terrible martirio?

El considerado año 1 fue instaurado por el monje y matemático Dionisio «el Exiguo» en el siglo VI. Hoy sabemos que se equivocó en sus cálculos. Sin ir más lejos, Herodes «el Grande» falleció en el año 4 a.n.e; por lo que difícilmente pudo ordenar la matanza de todos los niños menores de dos años en torno al año 2. Alguno de los personajes de los que se recolectaron hazañas para «construir» la vida de Jesús, tuvo que nacer entre los años 6 y 4 antes de nuestra era (lo que, por sí mismo, demuestra la contradicción de fechar usando el «antes y después de Cristo»).

Este matiz no tendría que contradecir la tradición de que murió a los 33 años, pero hay más factores. Poncio Pilatos fue prefecto de Judea entre los años 29 y 37, lo que sitúa la muerte de Jesús entre los 34 y 42 años. No sabemos mucho del higiénico Pilatos, pero sí que exigió al Sanedrín fondos para reparar la fortaleza Antonia. Los dirigentes judíos, temerosos de establecer otro impuesto entre los suyos para agradar a Roma, sacaron esos fondos del tesoro del templo. Toda una profanación. Pilatos, sabedor de que el propio Sanedrín estaría obligado a ocultar su desfalco, se quedó el dinero. (Con esta actitud, que buena carrera hubiese hecho en España). Con lo que no contó fue con que los judíos le denunciarían a Roma. Pilatos fue llamado a la capital para comparecer ante el emperador Tiberio por estos hechos. Nunca fue juzgado debido a que cuando llegó, Tiberio había muerto y ya gobernaba Calígula. La muerte de Tiberio se produjo el 16 de marzo del 37 y Pilatos aún no había llegado, por lo que justo este día cierra el paréntesis temporal posible de la crucifixión.

¿Podemos calcular el día exacto en que se produjo la crucifixión más famosa de la historia? Aplicando rigor histórico a ciertas creencias religiosas. Clic para tuitear

Pero ¿qué día?

En pocas cosas coinciden los 4 evangelistas. Una de ellas es que la muerte se produjo un viernes de luna llena, durante la pascua judía. Puede parecer un dato menor, pero acota enormemente las posibilidades. La pascua judía se celebraba durante el mes de Nisan —aproximadamente del 14 de marzo al 14 de abril actual—, entonces ¿Cuántos viernes hubo luna llena en dicho mes entre los años 29 y 37? Pues solo 2: el 7 de abril del año 30 y 3 de abril del 33.

Siendo rigurosos con los datos históricos, no podemos acotar más.

Simbología cristiana.

A lo largo de la historia los cristianos han usado un buen número de símbolos, no todos son conocidos. Algunos incluso han sido sistemáticamente ocultados.

El primer ideograma, del que desconocemos su significado —no faltan hipótesis pero ninguna contrastada—, es el chevron sobre un círculo. Este símbolo se ha hallado en un buen número de tumbas judías datadas en el siglo I y vinculadas a la figura de Jesús.

Más conocido es el símbolo del pez, que en realidad esconde un acrónimo. «Pescado» en griego sería «ΙΧΘΥΣ» «Ἰησοῦς Χριστὸς Θεοῦ Υἱὸς Σωτήρ» traducido: «Ioshua Xrist, Hijo de Yavhe, Salvador».

Eran tiempos de persecuciones contra los cristianos y estos necesitaban ocultarse. En contra de la creencia popular, no fue Nerón —que vivió y murió sin saber lo que era un cristiano—, sino el recordado Marco Aurelio, el que llevó a cabo las peores persecuciones. Los consideraba fanáticos y peligrosos.

En aquellos años adoptaron la esvástica como símbolo. En realidad, ya se había empezado a usar la cruz y una esvástica era una forma sencilla de ocultar el verdadero distintivo. Hay que resaltar que, lejos del significado conferido a principios del s. XX, la esvástica es un símbolo sánscrito con unos 5000 años de historia. Su significado está relacionado con atraer el bienestar y la reencarnación.

La primera representación de un hombre crucificado se considera una chanza realizada por un pagano. Es el Grafito de Alexámenos y representa a un hombre crucificado con cabeza de burro. Data del s.III.

Cuando Constantino en el año 313 legalizó el cristianismo mediante el Edicto de Milán, quiso imponer el crismón como símbolo oficial. Es un ideograma de las letras X y P, las iniciales de Cristo en griego: «Χριστός» Hay que añadir que Cristo significa «Ungido», es decir, marcado con oleo sagrado.

 

Más tarde, el propio Constantino prohibió las crucifixiones cuando la cruz ya se había impuesto como símbolo definitivo. Hay algunas variantes, la commissa, usada por los franciscanos; patriarcal, ortodoxa o griega. Todas comparten su origen.

By | 2018-06-23T08:54:53+00:00 junio 23rd, 2018|Perlas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.